link

Me siento muy responsable de lo que hago – Jan, dibujante de historietas

Jan, padre de Superlópez y de una larga lista de personajes con los que muchos hemos crecido. Un autor que ya introducía contenido crítico y denuncia social antes de que fuera algo habitual (casi podría decirse que de moda), y que hoy en día sigue siendo uno de los creadores de tebeos más reconocidos y queridos por el aficionado de nuestro país.

Doc Pastor: Tras tantos años Superlópez sigue dando guerra, ¿porqué sigue enganchando al público?

Jan: No estoy tan seguro de que siga enganchando… excepto a los que ya lo leyeron antes sobre todo, o sea los que yo llamo nostálgicos.

Hoy es muy difícil conseguir lectores nuevos y recuerda que trabajo pensando en un listón de edad de 12 a 18 años. Hoy los chavales se enganchan a los videojuegos y las redes sociales con los móviles y demás “maravillas” de la informática. Eso les crea un problema, consistente en la incapacidad de mantener la atención en una cosa concreta, saltan constantemente de una cosa a la otra, o se limitan a “matar” enemigos a golpe de botón…

Así no se crean lectores con criterio ¿Verdad?

Doc Pastor: No todos los personajes de tebeo envejecen, pero a él le han salido canas ¿porqué decidió que fuera así?

Jan: Porque a través de los años las modas, y modos de ser, cambian, pero no puedo cambiar un personaje, el lector no lo aceptaría, por tanto añado secundarios jóvenes actuales para mantener actualizadas mis historias, y ya lo he hecho varias veces…

Esto me obliga a envejecer un poco al personaje, de ahí las patillas. Hay un limite a ese recurso pero de momento sigo así…

Doc Pastor: ¿Alguna vez dejaría a este personaje en manos de otros autores?

Jan: Eso no es mi problema, pero seguro que ya no sería mi Superlópez. El Pulgarcito paso a otro autor y lo mató. En el mejor de los casos lo cambiará y como la propiedad de Superlópez es de Ediciones B puede ocurrir si yo dejo de hacerlo. Seguramente cuando fallezca.

¿Y qué más da? La demanda decide todo en el capitalismo…

Doc Pastor: Cada vez está más de moda el cómic social, pero usted ya trataba esta temática en su obra y siempre está de fondo ¿a qué es debido?

Jan: Siempre he dado contenido a mis cómics, al contrario de los que estaban de moda en otras épocas. Los invasivos cómics de Bruguera y del TBO consistían en gags bastante estúpidos y repetitivos, que al no requerir participación del lector, crearon malos lectores.

Si comparas con lo que hacían en Francia: Spirou, Tintin, etc… ellos sí fomentaron la lectura del buen cómic y así nos va…

Actualmente puede decirse que sigo con mis convicciones. O comunicas o entretienes, intento combinar ambas cosas. Siento desde siempre una responsabilidad hacia lo que publico, porque sé que he influido e influyo en la formación de muchos jóvenes.

Detesto el cómic de tonterías como detesto la telebasura, que es lo mismo.

Doc Pastor: Hace no demasiado tiempo existía mucho tebeo cómico, hoy en día hay bastante poco ¿qué ha cambiado?

Jan: Los lectores, eso ha cambiado. Cuándo no hay demanda para una cosa, muere. En Francia también ha bajado muchísimo la lectura de los cómics pero todavía pueden hacer tiradas de 100.000 o 60.000 ejemplares. En España si ahora logras una tirada de 4.000 eres muy afortunado. Yo a duras penas llego a 3.000.

Doc Pastor: Si se hiciera una película de Superlópez, ¿quién podría ser un buen actor para encarnarlo?

Jan: Hace ya tiempo que paso olímpicamente del asunto película, y obviamente no quiero saber nada…

Doc Pastor: Personalmente siempre me ha gustado mucho Pulgarcito, ¿a qué creaciones suyas guarda especial cariño?

Jan: ¿Cariño? Supongo que pongo especial cariño a mi trabajo, ha intentar hacerlo bien. Me siento muy responsable de lo que hago. Pero eso no radica en un personaje especial sino en las historias que cuento.

El personaje es un medio para contar mis historias, nada más… Mi interés está siempre en la próxima…

Doc Pastor: ¿Rescataría hoy en día alguno de sus personajes?

Jan: ¿Para qué…? Bueno, si conviniera para contar alguna historia interesante… tal vez, pero ya eso depende de la historia en sí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies