link

Errol Flynn. La verdadera historia detrás del cómic Arde Cuba

La historia del cómic Arde Cuba podría catalogarse dentro de lo que conocemos como género de ficción histórica.
Y como tal, parte de un hecho conocido en torno al cual el autor se permite ciertas licencias estéticas.

En este caso el desencadenante de esta emocionante aventura es el viaje que realizó el actor estadounidense Erroll Flynn a Cuba en el año 1958 con el fin de entrevistarse con Fidel Castro. Un joven comandante guerrillero que luchaba por acabar con el régimen corrupto del presidente Batista.

Flynn llegó a Sierra Maestra donde pasó 5 días con Fidel Castro y entró con los rebeldes en Santiago de Cuba.
El encuentro quedó detallado en su relato “Castro y yo” el cual fue publicado meses más tarde en la revista Cubana Bohemia.

A pesar de la fama de hombre frívolo y juerguista, Errol Flynn tenía un lado serio y aventurero. Nunca abandonó su faceta de periodista. Quedó demostrado en su visita a España en 1937, donde trabajó como corresponsal de prensa y mostró públicamente su apoyo al ejército republicano.

Aquí os dejamos una entrevista que le hicieron a Flynn tras su vuelta de La Habana. Poco tiempo después de esta entrevista, el 9 de octubre de 1959, moriría de infarto cardíaco, deteriorado por el alcohol.

Estas son algunas de las cosas que reflejan el cómic y que son ciertas:

  • El actor era un querido visitante de la isla, donde se referían a él con el nombre del papel que le valió la fama en Hollywood, “Capitan Blood”.

 

  • El “pretexto” que usó para moverse con cierta libertad en un momento en el que la isla bullía con el movimiento guerrillero, fue la búsqueda de localizaciones para el rodaje de una película.
    Hay rumores que sostienen que estaba arruinado y que la entrevista a Fidel Castro (para venderla y conseguir dinero) fue su plan original desde el principio.

 

  • Errol Flynn iba acompañado de su fotógrafo (llamado realmente John McKay).
    Castro no sólo dio total libertad a Flynn para moverse, entrevistar y fotografiar lo que quisiera, sino que vio una oportunidad en “pasear” al actor para que la gente viera que un personaje estadounidense de su talla estaba involucrado con el movimiento.

 

  • Su huida no es como se relata en el cómic… pero mejor no adelantemos acontecimientos.

Información e imágenes proporcionadas por Grafito Editorial.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies