link

Sangre de Barrio de Jaime Martin

Los que nacimos allá por la década de los 60 y en los 80 alcanzábamos la adolescencia, encontrábamos en las lecturas de los comics un mundo de aventura e imaginación, pero de repente empezamos a conocer otras historias que no eran superhéroes o ciencia-ficción. Revistas como EL CAIRO, EL JUEVES o EL CUERVO empezaron a aparecer en nuestras vidas. Si hubo una que a mi y a muchos nos marco fue el VIBORA. Allí te encontrabas con artistas de un talento desbordante; Nazario, Gallardo y MediaVila, Marti o Pons nos describían las calles y personajes que en ellas aparecían y en especial un chavalín que empezaba a realizar cositas…. JAIME MARTIN.

Cómic muy urbanita

Con Sangre de Barrio esta obra, que en principio iba saliendo por capítulos en la revista “El Víbora”, nos damos cuenta que nuestras inquietudes, sueños, relaciones personales… ¡se pueden contar!

Jaime lo hace a la perfección, narrando las relaciones en los institutos, las vestimentas que te relacionaban con el movimiento musical que te gustaba ( heavys, technos..etc) o  tribu urbanita a la que pertenecía, la sexualidad que afloraba… todo ello era un denominador en todos los barrios. Historias en las que nos encontrábamos con música, chicas, alcohol, drogas… la realidad de los barrios, que en aquella Barcelona de los 70-80 rodeada por las ciudades satélites (Gavá , Viladecans, Sant Boi, etc.) llenas de juventud, repleta de talento, ideas y sobre todo con mucha ambición , con ganas de llegar a cúspide muy rápidamente, con resultados en ocasiones muy catastróficos

Rock and roll en barrios obreros

Jaime Martín nos traslada a una de ellas, l’Hospitalet de Llobregat, y a su protagonista Vicen, un chaval que se encontrara en una vorágine de acontecimientos que irán cambiando su vida, desde las incursiones en los prostíbulos en busca de ese sexo desatado, las discotecas, y sobre toda las decisiones que te pueden cambiar la vida, como pueden ser las de un atraco, con las consecuencias que ello trae, la muerte de amigos, su entrada en prisión.

Destacar que mientras trascurre la acción, Jaime nos pone banda sonora. El “atracador”; “ sal de naja”, de Ramoncin;  “cuidado con el perro “, de Barricada  invaden las viñetas,  dándole una fuerza añadida  al cómic para realizarlo mas épico y trasformarlo en una gran tragicomedia de la vida .

Para ser fan de Jaime Martín…

Con un dibujo que mezcla realidad y caricatura,  sabe enlazar para cada ocasión el blanco y el negro, con los que Jaime se encuentra como pez en el agua para trasmitir sus sensaciones. Destacar la facilidad para dibujar las chicas (¡nos volvió locos!). Jaime destaca la belleza de ellas con vestidos, peinados, escotes… En definitiva, autenticas bellezas.

Para ser fan de Jaime hay que tener puntos en común con su obra, o mejor dicho haber tenido alguna vivencia cercana o reflejada en sus obras. Quizá no haya tenido esa grandeza que tienen otros autores, pero los que nos consideramos fan de el apreciamos su timidez y su nerviosismo a la hora de recibir un premio como ocurrió en el pasado Salón del Cómic de Barcelona 2017.

A parte de las ediciones ochenteras de ”el Víbora”, esta obra la podéis encontrar en un tomo de tapa dura de NORMA EDITORIAL, con una introducción impecable del periodista Jaume Vidal, y sobre todo una foto final de Jaime en su estudio cuando comenzaba su andadura  comiquera… EL MICRO ESTUDIO DEL DIBUJANTE NOVATO.

Mueve tus caderas cuando todo vaya mal (burning)

Y cierro con algo del propio Jaime Martin, sobre el apelativo ochentero JOVENES CARROZAS se ha dado la vuelta a la tortilla, ahora los jóvenes carrozas somos nosotros:

Muchos de vosotros habéis comprado este tebeo siguiendo el mismo impulso que movió aquellos carrozas. Esa llamada que, sin saber porque, hace que nos calcemos una camiseta de Iron Maiden, apretujando nuestra barriga cervecera, canas al viento, sin vergüenza. Da igual que se nos trasparente el cartón, nos amarillee la piñata o nos cuelguen la chicha. Pues bien, no nos engañemos, la lucha sigue y ahora somos nosotros los putos “jóvenes carrozas”. Y somos tan patéticos como lo eran ellos ¡¡¡horror¡¡¡

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies