link

Let’s cook!, un manga castizo y surrealista

En el presente cómic se recopilan tres historias tan distintas como absurdas, siempre relacionadas con el mundo de la cocina, y siguiendo el estilo gráfico del cómic japonés. Es una gran prueba de cómo la cultura nipona ha logrado trascender a lo largo y ancho del globo, poniendo en contacto y en común a millones de personas.

Autores nacionales a la carta

Como en cualquier corriente gráfica, si bien se siguen unos cánones, cada autor tiene su estilo, y esto queda patente en cada página. Cada dibujante sabe imprimirle una personalidad única a su dibujo, demostrando al lector que no se trata de un subproducto que busca aprovechar el tirón del manga, sino que se trata de un trabajo realizado con esfuerzo y cariño, queriendo ofrecer lo mejor.

Así, es fácil diferenciar los estilos de cada uno, que van desde los rasgos estilizados, pasando por un dinamismo electrizante, hasta un trazo más tosco, todos distintos pero de calidad incuestionable. A este esfuerzo pictórico se le debe sumar la labor de sus guionistas, una figura que muchas veces queda un poco en sombras, pero no en este caso.

Los guionistas de cada relato han sabido adaptar las claves más características del manga al pensamiento occidental en general, y al español en particular, construyendo una narración, hasta unos diálogos, que si bien tienen todos los rasgos propios de los japoneses, no resultan extraños a ojos ibéricos.

A este respecto cabe señalar también que se ha seguido en método de trabajo más propio del cómic europeo. Si bien los mangakas japoneses suelen capitanear un estudio y después firmar con un único nombre (lo cual, reconozcámoslo, ensombrece un poco los logros individuales de cada participante), en este caso se refleja el mérito de cada uno de los implicados.

Sin embargo, siguiendo la estela del cómic venido del país del Sol Naciente, resulta muy económico al bolsillo. Y es que, hay que reconocerlo, el manga se beneficia, al menos en España, de ser publicado en el formato más económico del mundillo del cómic, por lo que no hay excusa para perderse esta joyita patria.

En resumidas cuentas, Let’s Cook! Se trata de una obra fresca que agradará a los otakus más veteranos y a los lectores más neófitos en el asunto gracias a sus buenas dosis de surrealismo y situaciones dramáticamente risibles.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies