link

Recomendado de Navidad: Rituales de Álvaro Ortiz

Desde luego Navidad se ha convertido en una época llena de tradiciones e ilusión… Aunque a veces nos divida entre los que adoran las lucecitas en las calles y los que reniegan de ellas; entre aquellos que van a hacer listas interminables de regalos y los que los buscaran a regañadientes. Durante estas semanas de puro atracón de villancicos y cenas familiares interminables, os invito a leer Rituales de Álvaro Ortiz, para hacer una escapada de vuestros propios rituales navideños.

Un autor novel asesinado en un kebab sueco, la biografía de Caravaggio o el destino de la institutriz Calixta son algunas de los relatos más disparatados que Álvaro Ortiz nos trae en este cómic. En apariencia, historietas inconexas y anti-cronológicas, si no fuera por la presencia de un inquietante tótem, que obsesionará a Lorenzo, un estudiante de arte recién llegado a Barcelona. El mal augurio será el protagonista que acompañará cada una de estos fragmentos incómodos, a sus personajes distorsionados y a todas y cada una de las conclusiones erróneas a las que llegaréis.

Rituales no es una historia con principio y fin, ni con moraleja. Es un relato desconcertante e impredecible que turbará la consciencia de más de un lector. ¿Qué relación hay entre estos interludios? ¿De dónde sale esta figurita tan extraña? Y más importante, ¿por qué tiene tan grande el…?

Con un formato y unos colores en línea a Murderabilia (Astiberri, 2014), Álvaro Ortiz sigue con el choque visual entre un estilo limpio y simplificado (que recuerda a un cuento infantil) con las imágenes bizarras e, incluso, gores de sus relatos. La historia principal queda en segundo plano frente a los curiosos personajes que raramente acabaran a buen puerto.

La historia que encontraréis en Rituales es una buena excusa para retiraros durante dos horas de la tradición, desconcertaros en estos días tan previsibles y salir del cuento navideño que abunda en nuestros tiempos. Además, os aseguro que, al terminarlo en estas fechas tan especiales, agradeceréis poder tomar vuestro chocolate de Navidad rodeados de las personas que os quieren, oh, sí, os quieren tanto…

P.D: No apto para regalar a vuestro sobrinito.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies