link

Confesiones de un hombre en pijama.

Bueno, ya hemos desperezado el cuerpo, ido al servicio y preparado el desayuno. Unas porras y unas tostadas con mantequilla adornan nuestra mesa tras el humo de un buen café caliente. Al lado, el periódico, bien doblado, recién comprado y ávido de ser leído. Lo abrimos directamente por la tira cómica, para empezar con buen humor y nos encontramos un hombre en pijama. Un hombre que vive como nosotros, piensa como nosotros, que no entiende este mundo; como nosotros.

De cómo leer critica social y no morir en el intento.

Hoy vamos a hablar del último trabajo en la trilogía del gran hombre en pijama de Paco Roca. El culmen de este trío de cómics en los que relata con acierto y simpleza los problemas de esta sociedad. Nos encontramos ante una crítica política, social, personal, laboral que en muchos casos nos representa de manera abrumadora. Las viñetas nos arrollan con dureza e inquina pero con sencillez y realidad. Con este trabajo, Paco Roca ha hecho que nos enganchemos a las tiras cómicas de los periódicos. Esas que buscaban el toque humorístico para relatarnos que estábamos jodidos. Esas que, sin darte cuenta, te hacían sonreír e incluso soltar una carcajada mientras por dentro odiabas al político o empresario de turno.

Podemos encontrar, además, una linea argumental muy similar a la stand up comedy, un/a tio/a delante de un micro de pie contándonos todo lo que le pasa o piensa. Ya puede ser sobre el trabajo, la situación social, política o económica que va a decir lo que piensa, sin miedo, sin escrúpulos. Y eso se admira y se agradece. Y con el hombre en pijama estamos en deuda. Esa naturalidad al hablar de esos problemas y de una manera tan simple y sencilla resulta tan liviana de digerir que, cuando hemos acabado de leerlo no falta información. No nos sentimos huérfanos de datos. Hemos leído lo suficiente para empezar a tener una idea, para empezar a comprender, para empezar a razonar. Y no nos ha dolido, al contrario, lo hemos disfrutado, nos hemos reído.

Con “Confesiones de un hombre en pijama” hemos conseguido ver la realidad sin dolor, sin sufrimiento. Da igual que pienses que eso ya lo sabias, que ahí falta información o que es una visión personal del autor. Da igual todo eso porque te lo habrás pasado bien, habrás dudado y habrás pensado. Y en el mundo que nos rodea, conseguir que la sociedad piense o dude de algo, ya es un gran logro.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies